Alimentos que ayudan con la curación del hueso

Los huesos proporcionan la estructura de su cuerpo. Protegen sus órganos y anclan sus músculos. Las actividades de soporte de peso y el consumo adecuado de calcio son cruciales para construir huesos fuertes y reducir el riesgo de osteoporosis, que puede conducir a fracturas óseas. Cambiar su dieta puede ayudar a la curación del hueso después de una fractura y puede mejorar su salud ósea.

Calcio

El calcio es un mineral que su cuerpo usa para los huesos y dientes sanos y para el correcto funcionamiento del corazón, los músculos y los nervios. El calcio debe obtenerse a través de los alimentos porque el cuerpo no puede producirlo. La mayoría de los adultos necesitan entre 1.000 y 1.300 miligramos de calcio por día. Las mejores fuentes de alimentos de calcio incluyen yogur, leche, leche de soya, queso, tofu con calcio, soja, bok choy, col rizada, brócoli, almendras y mantequilla de almendras.

Vitamina D

El calcio es inútil sin vitamina D debido a que esta vitamina potente mueve el calcio del tracto gastrointestinal a otras partes del cuerpo. La mayoría de las personas requieren por lo menos 600 ó 800 unidades internacionales de vitamina D por día. Pocos alimentos contienen vitamina D naturalmente, así que centrarse en consumir los que hacen para obtener su dosis diaria. Los pescados grasos como el salmón, la caballa y el atún son algunas de las mejores fuentes. La mayoría de la leche está fortificada con vitamina D, y el queso, las yemas de huevo y el hígado de ternera contienen cantidades más pequeñas. Los hongos también contienen vitamina D, y algunas variedades están incluso siendo tratadas con luz UV, lo que aumenta drásticamente su contenido de vitamina D.

Otros Nutrientes Importantes

Varios otros nutrientes, como el magnesio, el potasio, la vitamina K y la vitamina C, también han demostrado recientemente ser importantes para la salud ósea. Magnesio ayuda a su cuerpo a absorber el calcio y se encuentra en las semillas de calabaza, almendras, anacardos, espinacas y frijoles. Las dietas altas en potasio reducen la pérdida de calcio en la orina. El potasio se encuentra en las patatas, el yogur, el melón, los plátanos y las espinacas. Las altas ingestas de vitaminas K y C se asocian con un menor riesgo de fracturas óseas. La vitamina K se encuentra en la col rizada, espinaca, col rizada, lechuga y brócoli. Las fuentes ricas de vitamina C incluyen cítricos, pimientos y productos de tomate.

¿Para complementar o no para complementar?

Es preferible satisfacer las necesidades de nutrientes a través de su dieta. Para las personas que no pueden satisfacer sus requerimientos de calcio consumiendo al menos tres fuentes ricas por día, como el yogur, la leche y el queso, se puede usar calcio suplementario. Consulte con su médico para determinar si un suplemento es adecuado para usted. Distribuir suplementos de calcio a lo largo del día con 500 a 600 miligramos en cada comida para optimizar su absorción. Una buena regla es comenzar cada día con un suplemento, y luego apuntar a consumir al menos dos fuentes dietéticas de calcio para que pueda omitir la segunda dosis diaria. Si no puede o su médico le recomienda un suplemento independientemente, tome una segunda dosis después de la cena.